28-w-aiki-62-480.jpg

Puede el hombre perder fortuna y por mucho tiempo  padecer enfermedad y tristeza pero hay algo que vale más que perder mil tesoros.Es algo que no se puede comprar,es algo que no se puede olvidar.
Podemos haber logrado grandes triunfos,alcanzado muchas metas pero ésto se hace polvo si se llega a perder la mejor fuente de armonía.Lo que se sabe es que siempre es buena compañia, que está allí cuando nadie está.
La más grande profundidad es la siempre compañia de un Amigo leal.
Mystic healing Art