awakening1.jpg

Si no regamos una planta,¿ cuánto tiempo vivirá? Si un paciente muy grave no es atendido ¿ podrá recuperarse? Probablemente esa salud se deteriore.
Y si no hay orden o disciplina,  ¿ será posible que alcancemos las metas?

Cuando una persona le dice a la otra que esta enamorada y es leal y hace un compromiso, lo dice de verdad o solo esta diciendo palabras vacías.

Cuando buscamos la Presencia Divina, lo hacemos porque necesitamos superar algo, mas bien material, deseando que las cosas cambien,¿ y luego se nos olvida?

Esto es algo muy común. Y es la causa de enfermedades de muchos tipos, siendo la espiritual, la más delicada. Lo que sucede es que no se cuida, no se provee, no se sostiene porque no se nos enseña. Y el corazón, la intención, el bien, se debilitan, agonizan, y es extraño el decir que para que el Amor no muera, tiene que estar vivo. Y desde luego, el Amor siempre tiene que estar vivo y no en cualquier clase de vida, sino en una vida de calidad, con entrega, dedicación, propósito y base.

A través de mi experiencia de trabajo, he encontrado que lo que más daña es pensar que el Amor es automático, autosuficiente e indiferente. O el pensar que todo ha sido hecho, ha sido dado en un instante. ¿Y acaso el Amor no necesita ser renovado? Y me pregunto si todo ser humano necesita atención constante, o si acaso debemos de comer o de respirar una vez durante nuestra vida. Desde luego, el camino se hace al caminar con pasos constantes. Y son merecedores de pena aquellos que no buscan tener una relación divina con el Amor, haciéndolo crecer más cada día.

¿ Cómo vamos a saludar un niño sin darle un abrazo? ¿Cómo despedirnos sin un beso? ¿Cómo dejar de amar a Dios si lo que tenemos es porque El nos lo ha dado? Tenemos que estar concientes que el Amor requiere de gratitud, consideración, aprecio, entrega. Pero ¿que es el Amor y quien es el Amor? El Amor lo es todo. El aire que respiramos, la tierra que pisamos, el alimento que comemos, todos los seres que nos rodean, aun los que nunca conoceremos.

Porque la aventura de la vida tiene que tener como meta, la victoria de la realización y la victoria de vivir en el Amor Divino, que es Dios, como fuente primordial y el universo como vasto campo, donde plantar ternura, cuidado, felicidad. Porque para poder vivir, tenemos que ser verdaderos, tenemos que amar diligentemente con respeto, decisión, responsabilidad y conciencia.

Mystic Healing Art

www.mystichealingart.com