marzo 2009


240-t-k-333x640

 

Este hombre tenía un gran interés de conocer la Verdad y compró muchos libros y asistió a muchos seminarios y con toda esa información se encerró en una  cueva. Y allí, estudió y estudió.

Y al tiempo salió  y  se paró en medio de la ciudad, y dijo:

–   Adórenme.

Nadie le hizo caso pero él seguía insistiendo, y así pasaron días. Y al mes seguía diciendo:

–  Adórenme, por favor.

A los tres meses continuaba diciendo:

–  Adórenme,  un poquito.

Nadie le hizo caso. Al quinto mes, pasaban por encima de él, lo pisaban, lo empujaban. Entonces, él dijo:

–  Quizás algo no he  comprendido.

Y se alejó otra vez a las montañas  y comenzó otra vez a estudiar los libros. Pero como ya los había estudiado, esta  vez los había estudiado al revés y por si habría alguna incógnita los estudió de cabeza.

Pasaron tres años  y entonces regresó, pero pasando por el pueblo dijo:

–   Estos son unos ignorantes.

Así que se fue al otro pueblo, allí se paró al medio de la plaza y dijo:

–   Yo soy bello,  soy hermoso. Yo sé todo  y nadie sabe más que yo.

Bueno, la gente de ese pueblo fue más radical, así que cuando lo escucharon la gente se burló y comenzaron a apedrearlo y tuvo que huir por su vida. Pero ya no había más pueblos alrededor y cuando ya sabía todo de los libros, pues se alejo, se alejó. Y se alejó y terminó en un lugar muy desconocido, muy apartado y alejado .Entonces debajo de un árbol se sentó, y dijo:

–   Con lo que yo sé, brillo más que el sol.

Y pasaron unas horas  y  ya se hacía de noche, hacía frío y empezaba a oscurecerse. Entonces dijo:

–   En la noche brillaré como las estrellas.

Pues, en esa noche no hubo estrellas  y aún llovió. Entonces, dijo:

 –   Este es un mundo inferior por eso no me reconocen. 

Y se alejó más y más. Pasaron años  y pasó hambre y miseria. Y anduvo como un loco. Y en su camino se encontró con un  hombre, que se hallaba debajo de un  árbol, como no había otro árbol  y había bastante sol, se sentó a su lado. Este señor al verlo, lo saludó .Y éste al sentarse le dijo:

–   Tú, ¿qué haces acá?

Y él le contestó:

–  Lo mismo que tú, recibiendo la sombra.

Pero éste otro pensó para sí:

–   Bueno, quizás éste puede reconocer mi gloria. Y le dijo:

–    Perdón, ¿Qué ve Ud. en mi?

Y el hombre le contestó:

–   Yo veo a un viejo,  cansado y harapiento, y parece que tiene hambre y sed.

Y le dijo:

–   ¿Y   por qué?

Y le respondió:

–    ¿Qué más  puedo yo  ver?

 A lo que éste contestó:

–    Pues, quizás tenga razón. Pero hablemos un poco, yo soy un gran Erudito y conozco muchos secretos. ¿Cómo es que no has podido reconocerme?

Y aquel hombre contestó:

–   Mira  disculpa,  pero no sé ni lo que significa esa palabra. Yo lo que sé es que hace  bastante calor y que este árbol me da sombra. Y no sé nada  más.

Entonces, aquel hombre que se hizo llamar  Erudito, dijo:  

– Ya comprendí, toda mi vida  me la pasé estudiando sin haberme dado cuenta  que el estudio es una cosa y la práctica es otra, yo solo puedo entender que la Verdad no es de nadie. Este hombre con lo poco que sabe, sabe que tiene calor y debajo de éste árbol  tiene la sombra. Yo pensaba que sabía mucho pero ahora me doy cuenta que sé menos que él. Yo no sé nada, sólo soy un tonto aspirante. El Saber, pues éste  me lo ha enseñado; la  diferencia entre el Saber y Entender.

Pintura y Escrito:

Oscar Basurto Carbonell

Visitanos en:

www.mystichealingart.com

En los Blogs:

http://elespiritudelartista.wordpress.com

http://sabiduriadelloco.blog.terra.cl

http://pensamientos.espirituales.blogspot.com

http://cuando-muere-el-amor.blogspot.com

http://poemasdeamor-soloparati.blogspot.com

Videos inspiracionales.

http://es.youtube.com/artforthesoul

E-mail:

mystichealingart@yahoo.com

54aa-waw-89-640

Glorioso salió el sol por la mañana y Ella al mirar por la ventana dijo:
– ¡Que odiosa es la luz  !
 
Aquella, por el contrario sonrió y agradeció a la vida .

Y la mañana continuó y con ella cantaron las aves del cielo y al escucharlas Ella dijo:
– Animales ruidosos y fastidiosos.

Más ,Aquella disfrutaba en silencio como las aves del cielo expresaban su alegría y, su canto le decía,que el cielo y aquella lluvia sintieron alegría en su  corazón.

Y Aquella dijo :

– Esta también es una canción que no solo alegra los corazones sino que alimenta la tierra . ¡ Que hermosa es la lluvia ! 

Paso la tarde y llego la noche y con ella siguieron las estrellas , mas  Ella dijo :
– Pequeños pedacitos de luz, insignificantes estrellitas mas les valiese ser oscuridad.

Mas ,Aquella se alegró y dijo :

– Bienvenidas mis amigas, mis sueños , mis emociones, son tan lindas y tan hermosas y por sobre todas las cosas están siempre allí para poder contemplarlas.

Resultaba pues que la muerte y la vida tenían que escoger en aquel día a quienes se llevarían, ya podemos entender lo sucedido, la vida quiso apelar por las dos y a las dos poder rescatar mas la muerte  le dijo:

– Vida no discutamos, mi extraña hermana, porque aún vienen otras mañanas , ahora que cada quien tome lo suyo, una de ellas.

Y así lo hicieron. Y en la mañana siguiente, solo se escuchaba una voz de vida:
– ¡ Que hermosa es la luz de la mañana!

Pintura y Escrito:

Oscar Basurto Carbonell

http://cuando-muere-el-amor.blogspot.com

http://mystichealingart.blogspot.com

30-z

       Ella tan bella y tan hermosa como cristal no parece ni siquiera que pertenece a la realidad, más Aquella es sencilla humilde quizás hasta un poco simple pero si es absolutamente real.

 

Pasó el tiempo y Ella siguió siendo diosa, maravillosa y espectacular pero lejana como una isla en medio del mar, más Aquella siguió siendo sencilla y humilde y pasó de ser simple a profunda e inteligente, personal y amorosa

 

Y pasó el tiempo y Ella de bella y hermosa pasó a ser como una rosa marchitada y abandonada, nadie mas la volvió a ver. Más Aquella fructificó y vino a ser como un árbol frondoso y dio hijos y sus hijos, hijos, y vivió dentro de una familia sencilla pero unida.

 

Pasó el tiempo y ambas murieron, Ella se convirtió en un hielo, como en un invierno frío y Aquella sin embargo siguió viviendo en seres profundos naturales y amorosos ( hijos, nietos, parientes).

Visitanos en:

http://pensamientos-espirituales.blogspot.com

http://armoniaypaz.blogia.com 

76aa-b-35-640

Para enamorar,

hace falta dar lo mejor de si mismo,

aunque con ello la vida se vaya.

Sí un velero se pierde en el mar,

es algo triste, y desolador

pero si un velero nunca jamás llego a navegar,

a la mar no conoció ;ese velero jamás existió.

Para  enamorar hay que sacar el corazón hacia fuera.

Pero  ¿que esperas? ¿Que siempre salga el sol?

Eso no es así, habrá tiempos buenos,

y otros no tan buenos, y otros serán difíciles,

otros  tiempos y circunstancias  en la que tu querrás ,

 que se abra un hueco en el piso, y que desaparezcas en el.

Pero tu corazón , tiene que ser como el último rayo

de  luz  al atardecer, así sea tu ultimo aliento,

tu ultima respiración, lo ultimo que puedas hacer,

tu tienes que sentir , tu tienes que dar, tan solo de ti .

Para enamorar, no necesitas más flores

que los honores, que hacen a tu mirada

una eterna enamorada, del amor, al amor.

Pintura y Poesía :

Oscar Basurto Carbonell

 

 

http://arteparaelalma.blog.terra.com.mx

 

http://armoniaypaz.blogia.com

 

http://unhombrediferente.wordpress.com

 

http://lasoledaddelalma.wordpress.com

 

E-mail: mystichealingart@yahoo.com