Hay un nido que esta  tejido no con ramas sino con sentimientos, cuidado, atención, esmero y cariño lo han formado, en el debe fructificar el amor. Nada habrá de corromperlo, separarlo, o dividirlo, debe mantenerse firme, estable, seguro, y confiado. Así lo pensamos todos. Así lo queremos todos. El hogar ha de ser ese nido de amor, donde todo lo que traemos es siempre lo mejor. 

Aunque en ocasiones sean tristezas, estas deben revertirse de esfuerzo, y motivación suministrando prodigios y beneficios para superar   los desequilibrios  más grandes, pero así con esta fuente de energía  creativa y alegría puede también ese día  ser vulnerable, y todo aquello sucede cuando fuerza extrañas, pensamientos malignos, ideas torcidas, invaden el hogar.  

Cuando ingresa por cualquier razón lo que fuese, otra persona. El hogar que es de dos se convierte en muchedumbre, no me refiero a los hijos, que son fundamento conceptual del hogar, cada ingreso son opiniones disimuladas de libertad y derechos, se corrompe el contrato de amor vienen a gobernar extraños dirigentes con malediciente ideas.

 Toda persona ha de saber, que el principal compromiso del amor, esto es la lealtad, fidelidad para con su pareja. Cuando se deja que otro opine, otras mentes, otras opiniones, ingresan al mismo centro del hogar, es como bañarse con agua sucia. No hay forma de lenguaje, no hay manera de superar esto resulta como una herida mortal. 

Si se presentan problemas, para  evitar  la crisis, hay que ver que elemento externo esta influenciando, y sin embargo si cierro las puertas y evitamos que nadie mas pueda ingresar, entonces la mas grande dificultad del hogar puede superarse, de lo contrario el fin vendrá.

 

Pintura y Escrito:

Oscar Basurto Carbonell

www.mystichealingart.com

http://mystichealingart.blogspot.com

Restaurando la familia

http://restaurando-la-familia.blogspot.com

Espejos de el alma

http://espejos-de-el-alma.blogspot.com

Narraciones espirituales

http://narraciones-espirituales.blogspot.com