El hambre espiritual no se sacia con la sabiduría porque lo que pide no se sacia con lo intelectual,sino con algo que lo haga desbordar de la mente conceptual .

Por lo tanto lo único exclusivo y necesario que saciará el hambre espiritual es el Amor.

Pintura y Escrito: 

Oscar Basurto Carbonell